Hidrolipoclasia

¿En qué consiste?

Este procedimiento consta de dos fases. En primer lugar, se realiza la infiltración de suero hipotónico más quemadores de grasa (L-Carnitina + Mesoestabyl) en la zona que se desea tratar, provocando un reacción del tejido adoposo. Posteriormente, se realiza cavitación utilizando aparatología de ultrasonido de baja frecuencia. De este modo se produce la generación de burbujas que provocan el daño de las cédulas grasas y su posterior eliminación por vías metabólicas naturales. La sesión suele durar aproximadamente 90 minutos. El número de sesiones se indicará en función de la zona a trata y del tipo de grasa que posea.

La intervención no necesita quirófano ni hospitalización, se realiza en la propia consulta de un especialista en Medicina Estética. Esto le hace ganar rapidez, coste y comodidad al paciente, que puede retomar sus actividades diarias en 60 minutos después de la sesión. Antes de la intervención se anestesia la zona, ya que se aplican unos ligeros pinchazos para inyectar la solución. No obstante, depende de la sensibilidad del paciente, puede sentir pequeñas molestias al realizar estas infiltraciones. Una vez terminada la sesión, se recomienda usar faja de compresión durante 15 días.

¿Para quién está indicado?

Es un procedimiento indicado para reducir grasa localizada en zonas grandes y medianas, como abdomen y glúteos, mediante la infiltración del tejido adiposo con una solución de suero y estimuladores del metabolismo de lípidos, posteriormente una cavitación con ultrasonido y finalmente terapia compresiva con faja. Se realiza con anestesia local. Tiempo de espera entre cada sesión: 15 días.